CÓMO LOGRAR UN PRESUPUESTO EXITOSO EN 6 PASOS

Uno de los puntos que más preocupa en el sector de la construcción es el tener un buen plan financiero, ya que de este dependen muchas cosas para que el proyecto tenga éxito.

Para contar con éxito se debe contemplar un presupuesto global, el cual se utilizará para los estudios preliminares, costos legales y administrativos, hasta el equipamiento y la entrega de la construcción terminada y operando.

El presupuesto estará ajustado a medida que se vayan desarrollando las etapas de la planeación de la construcción, así que es importante resaltar que sin una planeación adecuada no se podrá realizar un presupuesto confiable.

Una de las etapas más relevantes es la precisión de los alcances, entendidos como la determinación tanto de la cantidad como de la calidad de los componentes del producto que se pretende edificar y en qué lapso de tiempo.

Entre más claros sean los objetivos del Cliente desde el inicio del proyecto, mejor será la definición de estos alcances y por lo tanto mayor será el control que se ejerza sobre el presupuesto.

Otra forma en la que los presupuestos pueden sufrir impactos cuantiosos, es cuando se depende en gran medida de insumos cotizados en otras monedas.

Pese a lo anterior, existen mecanismos de defensa contra esta desventaja que se pueden instrumentar.

Ahora bien, hay muchas formas de administrar una obra: puede hacerse a “A Precio Alzado”, “Por Administración”, “A Precios Unitarios”, etc.; o la combinación de una o más de estas modalidades, cada una con sus características, sus ventajas y desventajas.

Y aunque cualquiera de ellas se puede utilizar con buenos resultados, la que en nuestra experiencia confiere un control más adecuado del costo, es la modalidad “A Precios Unitarios”, ya que permite llevar un estricto control de los egresos y las partidas a las que se deban aplicar las salidas de dinero, manteniendo el control del presupuesto global por medio de la contabilidad detallada de cada uno de los conceptos que integran el presupuesto individual de cada uno de los contratos de obra.

Una buena Gerencia de Obra, ya sea interna o externa, conoce con precisión los importes gastados y por gastar de cada uno de los conceptos de la obra en un momento determinado, pues cuenta con un sistema de contabilidad preciso con el que puede reportar al Cliente el estado financiero de la construcción, en el momento y con el detalle que se requiera.

Además, monitorea que el avance físico corresponda con el avance financiero o en su caso conoce con precisión y con oportunidad el tamaño de la desviación, y no solo le advierte al Cliente inmediatamente sobre las posibles consecuencias, sino que también estará lista para aconsejarle sobre las acciones a tomar, para asegurar el éxito de su proyecto.

¿Cómo hacer un presupuesto para una obra de construcción?

Como ya lo mencionamos anteriormente, una de las fases más importantes de la construcción es presupuestar la obra, y se debe considerar que, según el objetivo que se desea alcanzar, el presupuesto supondrá mayor o menor gasto.

Para el éxito deseado en el presupuesto del proyecto debes considerar los siguientes elementos:

  1. Elabora un estudio minucioso del proyecto
  2. Analiza si cuentas con todo el conocimiento, medios técnicos y personal necesario para desarrollarlo, así como la viabilidad del mismo.
  3. Considera los costos específicos que va a generar dicho proyecto, la mano de obra la cual incluye, desplazamiento, dieta, alojamiento, si se requiere, todos los materiales precisos que se va a necesitar y aún aquellos materiales y accesorios necesarios que puedan ser útiles.
  4. Determina cada uno de los materiales que hay que adquirir para llevar adelante la obra, puedes hacer uso de las librerías que facilitan toda la información que buscas, agilizando el proceso y haciéndolo más sencillo y práctico, ya que, según la descripción de la obra te va indicando los materiales que puedes necesitar y sus costes
  5. Revisa y calcula los montos para verificar si realmente el proyecto es rentable, recuerda que hay elementos que pueden sufrir alguna variación mientras dura la ejecución del proyecto, por esta razón, debes estar muy atento y tomar en cuenta, que se alcancen los beneficios deseados, los ajustes que puedan surgir por las características del proyecto, la actualización de los montos de los materiales y los costes de la mano de obra.
  6. Contar con un software recomendado, que ayude a integrar los presupuestos, no está de más y permite una mejor administración del trabajo.

Escrito por: Lic. Karla Torres | Community Manager de Global Engineering Group.

Deja tus comentarios